Categories

Archivos

Hijos de Dios

«Miren cuánto nos ama el Padre, que se nos puede llamar hijos de Dios, y lo somos».

Juan 3:1

¿Recuerdas que hablamos anteriormente de las mariposas? Dijimos que antes de ser tan bellas primero son orugas, o sea, unos gusanitos medio feos. Pues hoy te hablaré de la oruga hormiguera. Se llama así porque las hormigas la adoptan.

¿Adoptar? Déjame explicarte lo que significa adoptar: es cuando un niño no tiene padres que lo cuiden, así que otra familia lo lleva a vivir con ellos, le ponen su apellido y a partir de ese momento ya tiene nuevos padres.

Cuando la oruga hormiguera nace, se queda en el suelo esperando que una hormiga la adopte, es decir, que quiera ser su madre y la cuide cada día. Ella solo puede crecer en un nido de hormigas rojas, así que espera a que una de esas hormigas la encuentre y se la lleve a casa para cuidarla como si fuera suya.

Existen muchos niños y niñas que no tienen padres, por eso otra familia los adopta y los lleva a su casa. ¿Tienes a tus padres contigo? Entonces agradece a Dios. ¿Tus padres te adoptaron? También debes las gracias por su amor. Dios nos ha adoptado como sus hijos y por eso él es nuestro Padre. ¡Qué alegría, tu Padre es el Creador del mundo!

Oración: Gracias, Dios, por mis padres. Y gracias por adoptarnos como hijos tuyos.

Palabra que aprendimos hoy: Adoptar.

¿Cómo estás? Yo soy Kathy, y escribí este libro para ti, que tienes entre 0 y 5 años. Lo hice para que disfrutes cada día con papá y mamá leyendo cosas maravillosas con las cuales aprenderás muchísimo. Y por supuesto, para que crezcas jugando, que sé que es lo que más te gusta. Cuando no estoy escribiendo libros para niños, yo me dedico a diseñar libros que hablan de Jesús.