Categories

Archivos

Bondad con los enemigos

Devocional adventista para menores 2022

No seas vencido por lo malo, si no vence con bien el mal.

Romanos 12: 21

¿Cuál es tu reacción más común para con tus enemigos? Imagina que vives tranquilo en una ciudad y de repente te enteras de que un rey de un país enemigo envió a un numeroso ejército para atraparte y matarte. Pero así como en las mejores películas, la situación se da vuelta a tu favor, y todo el ejército enemigo queda rendido a tu poder y tienes que decidir qué hacer con ellos. ¿Tú qué harías? ¿Vengarte? ¿Castigarlos?

Bueno, la situación que acabo de contarte es exactamente lo que le sucedió al profeta Eliseo. Puedes encontrarla en 2 Reyes 6:8 al 23. El rey de Siria mandó atraparlo con un numeroso ejército que rodeó la ciudad de Dotán, donde Eliseo vivía. Eliseo oró a Dios para que todo el ejército quedara ciego, y luego él mismo los guió hacia el centro de la ciudad de Samaria, donde volvió a orar para que Dios les abriera los ojos.

¡Guau!¡Qué situación! Imagina dos cosas: una, que eres del ejército israelita y notas con alegría cómo Dios ha entregado al ejército enemigo en tus manos. ¡Ya saboreas de antemano el merecido que les darás! Ahora imagina que eres un soldado del ejército sirio y cuando se abren tus ojos descubres que estás a merced de tus enemigos, ¿qué pensarías? ¿Qué querrían hacer los israelitas contigo? ¡Qué miedo!

Resulta que hasta el rey israelita estaba confundido con la situación, por ello le preguntó al profeta qué hacer. ¡Había llegado el momento de la dulce venganza! ¿Qué crees que ordenó Eliseo? La respuesta se encuentra en 2 Reyes 6:22. Mandó que les dieran de comer y beber, y luego los enviaran de vuelta a casa. ¡Qué venganza más inusual!

Sin dudas Eliseo se vengó “a la manera de Dios». Aplicó al pie de la letra el principio que figura en el versículo de hoy. Vuelve a leerlo. Se “vengó” de los sirios haciéndoles el bien, ¡y los venció!

En 2 Reyes 6:23 la Biblia nos cuenta que luego de haberles hecho un banquete al ejército sirio, los mandaron sanos y salvos de vuelta a su país y «nunca más vinieron bandas armadas de Siria a la tierra de Israel”. ¡Fabuloso! Lograron liberarse de los sirios sin derramar una sola gota de sangre.

Así trabaja Dios. Y así debemos trabajar nosotros. Vencer con el bien el mal. ¿Te animas a probar con la bondad?

Gabriela

Lecturas devocionales para menores escrita por: Gabriela Ruth Brizuela de Graf, Ninayette Galleguillos Triviño, Magaly Tuesta Viveros de Alaña, Mirta de Samojluk y Cinthya Samojluk de Graf.