Categories

Archivos

¡Se mueve sola!

Devocional adventista para pequeños 2022

Versículo para hoy:

Las lagartijas […] caben en un puño y llegan hasta el palacio del rey.

Proverbios 30: 28

-¡MAMÁ! ¡Mamá! ¡Hay una lagartija rara en el piso! -exclamó Edy mientras se acercaba a ella con mucha curiosidad. Se agachó por un instante, recogió un palito y comenzó a picarla.

Al hacerlo, esta se movía. En una de esas veces, la lagartija se dividió en dos partes: el cuerpo, que salió corriendo, y la cola que quedó en el lugar. Edy estaba sorprendido de ver ese fenómeno.

Una grandiosa idea se apoderó de él; ahora picaría la colita de la lagartija. Cuando estaba tan entretenido con la colita de la lagartija, la mamá llegó

-¿Por qué se sigue moviendo la cola de la lagartija, mamá, si ya se desprendió del cuerpo?

-Porque la lagartija tiene unos sensores en su colita que le permiten moverse. Por eso, si la picas, ella reacciona moviéndose hacia cualquier dirección; incluso puede saltar.

-¿Y por qué se desprende la cola del cuerpo? —preguntó Edy.

-Eso le ayuda a escaparse de algún animal que la quiera comer –respondió la mamá.

-Estoy muy triste, mami, porque la lagartija se quedará sin cola.

-No, Edy. Jesús le dio a la lagartija una habilidad especial de regenerarse; es decir, su cuerpo puede hacer que le salga una colita nueva.

Nosotros, al igual que la lagartija, podemos cambiar y ser diferentes. Cuando hablamos con Jesús cada día, él hace que nuestra conducta sea buena.

Oración: Querido Jesús, ayúdanos a ser diferentes y que cada día podamos ser como tú. Amén.

¡Hola! Soy Vanessa. ¡Me encanta trabajar con niños! Por eso soy maestra de primaria en una escuela de México. Espero que disfrutes cada día de las meditaciones de este devocional que he preparado con cariño para ti.