Categories

Archivos

Tanques de Combate

Devocional adventista para adoslescentes 2022

Y los vi cuando subían por toda la anchura de la tierra y rodeaban al pueblo de Dios y a la ciudad amada; pero cayó fuego del cielo sobre el ejército que atacaba y lo consumió.

Apocalipsis 20: 9, NTV

La mayor batalla de tanques de la historia ocurrió en este día de 1943, cerca de la ciudad de Kursk, en Rusia. Seis mil tanques se alinearon en una formación de batalla que se extendía 240 kilómetros (150 millas]. Dos millones de hombres y 5,000 aviones se unieron para ayudar a hacer retroceder al ejército alemán. Los alemanes lucharon valientemente, pero los soviéticos tenían mejores tanques y apoyo aéreo, y finalmente destruyeron cerca del 40% de las fuerzas terrestres alemanas, incluyendo sus nuevos tanques Panzer Tiger. La marea de la batalla se volvió a favor de los soviéticos, y pronto los alemanes estaban en retirada.

Un tanque es un vehículo de combate blindado con orugas o ruedas giratorias que lo impulsan hacia adelante. Está diseñado para el combate directo en primera línea y, si cuenta con placas blindadas, puede rendir bastante bien en la batalla. Los tanques pueden disparar a la izquierda o a la derecha, y suelen tener una torreta con un cañón que puede girar 360 grados. Los tanques pueden lanzarse en paracaídas, pueden ser anfibios y avanzar a altas velocidades. Son un arma bastante nueva en la historia de la guerra. Fueron introducidos por primera vez durante la Primera Guerra Mundial, por parte de los británicos, para romper la guerra de trincheras. Para mantener el secreto militar, se engañó a los trabajadores de las fábricas británicas haciéndoles creer que estaban construyendo tanques de agua móviles para el ejército, de ahí que se les llame así: «tanques».

La Segunda Guerra Mundial fue la primera en la que los vehículos blindados ayudaron a conseguir un éxito real en el campo de batalla. Después de la guerra, el ejército estadounidense contrató a la Chrysler para diseñar y construir tanques en Detroit. Hoy en día, las fuerzas blindadas estadounidenses son las más rápidas, mejor equipadas y más letales del mundo.

Algún día glorioso, la Nueva Jerusalén descenderá del cielo, y Dios resucitará a todos los malvados para el juicio. A Satanás se le permitirá reunir sus fuerzas por última vez para formar un ejército gigantesco. Brillantes generales estarán allí al mando de los ejércitos. Todas las armas jamás usadas se prepararán para el ataque a la ciudad y al pueblo de Dios que está en su interior. En un momento de ilusión, espoleado por el desafío de Satanás, el ejército pululará alrededor de la Ciudad Santa para tomarla por asalto. ¡Tendrán tanques? Sí, tal vez millones de ellos. Pero no importará. Jesús será toda la potencia de fuego que necesitamos, y entonces la batalla habrá terminado.

Bradley Booth ha enseñado en escuelas adventistas de los Estados Unidos, África, Rusia y Tailandia. Actualmente es el director de The Story Tellers Ministry, que ayuda a enseñar el arte de escribir historias antiguas que siguen siendo importantes hoy. La oración del Dr. Booth es que sus libros inspiren a los lectores a mantenerse de parte de Jesús tanto en los buenos como en los malos tiempos.