Categories

Archivos

La resurrección y la Gran Comisión

El Señor quiso oprimirlo con el sufrimiento. Y puesto que él se entregó en sacrificio por el pecado, tendrá larga vida y llegará a ver a sus descendientes.

Isaías 53:10

¿Recuerdas cómo fue la resurrección de Jesús? Él murió y resucitó al tercer día. Bastó un solo ángel con su resplandor para que los custodios del sepulcro cayeran desmayados. Las autoridades romanas estuvieron dispuestas a pagarles dinero a los guardias para que dijeran que los discípulos se habían llevado el cuerpo de Jesús (Mat. 28:12), pero la noticia se extendió por todos lados.

Pero ¿sabías que no solo Jesús resucitó aquel día? El Evangelio de Mateo dice que “los sepulcros se abrieron; y hasta muchas personas santas, que habían muerto, volvieron a la vida. Entonces salieron de sus tumbas, después de la resurrección de Jesús, y entraron en la santa ciudad de Jerusalén, donde mucha gente los vio” (27:52, 53).

Después de su resurrección, Jesús se les presentó a sus discípulos y les dijo: “Dios me ha dado toda autoridad en el cielo y en la tierra. Vayan, pues, a las gentes de todas las naciones, y háganlas mis discípulos; bautícenlas en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, y enséñenles a obedecer todo lo que les he mandado a ustedes. Por mi parte, yo estaré con ustedes todos los días, hasta el fin del mundo” (Mat. 28:18-20). A estas palabras pronunciadas por Jesús se las conoce como la Gran Comisión.

Hoy también Jesús nos llama a cumplir con ella. Él quiere que les contemos a todos los que podamos acerca de su vida, su muerte, su resurrección y su Segunda Venida para llevar a los creyentes a vivir con él. ¿Qué esperas para compartir la gracia de Jesús? Solo así el mundo conocerá el desenlace de la historia de la humanidad. ¿Quieres pedirle a Dios el valor para predicar el mensaje de salvación?

César Sánchez Murillo es pastor y, actualmente, trabaja como editor y traductor en la editorial GEMA Editores, México. Le gusta mucho hablar de Jesús a los demás, leer y le encantan los deportes.