Categories

Archivos

LA PERRITA ADORADORA

Matinal para Menores 2024

CON ALEGRÍA ADOREN AL SEÑOR; ¡CON GRITOS DE ALEGRÍA VENGAN A SU PRESENCIA!

SALMO 100:3

A duquesa le encantaba el culto matutino. Lamentablemente, algunas mañanas solo a ella le encantaba.

Cada mañana, los siete nos reuníamos en la sala de la casa para adorar a Dios. No importaba si llegábamos tarde al trabajo o a la escuela, si yo tenía que entregar una tarea importante, si mi cabello estaba rebelde o si no me gustaba lo que llevaba puesto… Teníamos que sentarnos y estar listos para el culto.

Cuando papá terminaba de leer el devocional de ese día, cerraba el libro de golpe. Esa era la señal para que Duquesa, nuestra hermosa arrodilláramos para orar. Tras la oración, meneaba la cola de alegría hasta que el último miembro de la familia salía corriendo por la puerta principal. Cumplidas sus obligaciones matutinas, se echaba a dormir la siesta hasta que la correspondencia entraba misteriosamente por la ranura de la puerta de la casa. Entonces, se dedicaba a despedazarla.

¿Alguna vez tuviste una de esas mañanas locas en las que el despertador de tu mamá no sonó, a tu papá se le olvidó comprar la leche y tú no encuentras uno de tus zapatos? Pues bien, una de esas mañanas, en lugar de detenernos a adorar, salimos todos corriendo hacia la puerta y la camioneta, con los libros, las chaquetas, los almuerzos y las tareas apilados en los brazos. Como fui la última en salir, me volví para cerrar la puerta y vi a Duquesa en su lugar habitual junto a la silla vacía de mi papá. Ella no se había olvidado del culto matutino.

Así que todos regresamos y nos sentamos en la sala para adorar a Jesús. Y ¿sabes algo? Aquel día disfruté de la matutina mucho más que de costumbre. Duquesa nos había recordado lo importante que es adorar a Dios.

Para ser sincera, no siempre te sentirás feliz a la hora del culto en familia. Algunos días no tendrás buen humor, tendrás prisa o te aburrirás. Pero no te rindas. Sigue leyendo historias sobre lo mucho que Dios te ama y los planes que tiene para tu vida.

- Vicki Redden se graduó en 1996 de la Universidad Adventista del Sur. Ella y su esposo, Ron, ambos niños en el fondo, tienen 11 sobrinos y sobrinas (¡al último recuento!) y dos perros: Molly y Alix. Ella está atenta a los héroes de Dios desde su hogar en Maryland.

- Dee Litten Reed creció en una granja en Virginia, rodeada de los animales de granja habituales, así como de algunas criaturas salvajes que rescató. Le encanta visitar zoológicos y acuarios con su nieto, Tommy, y observar ballenas navegar por la costa de Ventura, California.

- Joelle Reed Yamada se tomó un año libre de dar clases de religión en la escuela secundaria para viajar sola por el mundo. Ella y su marido, Brent, viven en una granja lechera en Inglaterra, donde ella enseña psicología y está aprendiendo todo sobre cómo ser una granjera inglesa. Se esfuerza mucho por mantener a su perra, Nala, fuera de problemas.