Categories

Archivos

Retratos

No hagan nada por rivalidad o por orgullo, sino con humildad, y que casa uno considere a los demás como mejores que el mismo.

Filipenses 2:3

HOY EN DÍA ES MUY FÁCIL TOMAR UNA FOTO, EDITARLA Y ponerle filtros de todo tipo. Incluso es una de las actividades más comunes entre quienes tienen redes sociales. Sin embargo, ¿será saludable esta moda? Mucho cuidado con esto.

Antes de compartir fotos en las redes sociales, cada persona debería pensar: ¿Cuál es mi verdadera intención al publicar esta imagen? Si hacemos una sincera evaluación, podremos ver que, a menudo, las intenciones son egoístas y orgullosas.

No debemos hacer nada por VANIDAD u OSTENTACIÓN, porque este comportamiento no proviene de Dios. ¿Quieres mostrar a todo el mundo tus momentos especiales? Entonces recuerda mostrar que tu vida no se centra solo en ti, sino en tu amor a Dios y al prójimo.

PUBLICA Y COMPARTE RECUERDOS QUE APORTEN ESPERANZA, PAZ, CONSUELO, AMOR Y SOLIDARIDAD a quienes te rodean. Este debería ser el verdadero retrato de un adolescente cristiano.

¿Qué tal mostrar tus fotos favoritas de una forma diferente? Para hacer un portarretrato, utiliza una pajilla, una fino. Con ayuda de la tijera, haz tijera y un hilo, un corte de un extremo a otro de la pajilla.

A continuación, introduce el hilo en el interior de la pajilla, dejando un pedazo de hilo de 15 cm en cada extremo. Ata los extremos del hilo con un nudo e introduce la foto en el corte realizado en la pajilla. Ahora, cuélgalo donde quieras.

- Mayara Lustosa es científica. Estudió biología e hizo una maestría y un doctorado en biología celular en la Universidad Estadual de Campinas (Unicamp) en São Paulo, Brasil. Está trabajando en su beca postdoctoral en la Universidad de Valencia en Valencia, España. Ser científica siempre ha sido su sueño. La Dra. Lustosa está casada con Rodrigo Barbosa y comparten un hijo, Benicio.

- Rodrigo Barbosa tiene una maestría en emprendimiento y está trabajando en un doctorado. en la Universidad Politécnica de Valencia en Valencia, España. Le encanta ser investigador y cree que la verdadera ciencia nos acerca a Dios y revela su cuidadosa planificación al crear y mantener su hermosa creación. Rodrigo está casado con Mayara Lustosa y comparten un hijo, Benicio.