Categories

Archivos

Populares

Jesús seguía creciendo en sabiduría y estatura, y gozaba del favor de Dios y de los hombres.

Lucas 2:52

¿QUIÉNES SON LOS ALUMNOS MÁS populares de tu clase/escuela? A menudo, la sensación de ser popular acaba confundiéndose con la idea de ser verdaderamente querido.

Algunas personas se acercan a quienes son populares solamente por el estatus que eso representa y no por tener un sentimiento real de cariño y amistad hacia la persona. Este es el comportamiento de la mayoría de la gente. Las amistades profundas y verdaderas suelen surgir no porque la otra persona tenga algo que ofrecernos, sino por tener afinidades y sueños en común.

Una investigación publicada en 2017 reveló que los adolescentes que fueron populares en su época escolar desarrollaron mayores niveles de ansiedad social cuando llegaron a la edad adulta.

El estudio acompañó a 169 adolescentes hasta la edad adulta. Los resultados también señalan que los adolescentes que daban prioridad a las amistades íntimas y que no eran populares tenían un aumento del sentido de autoestima, menor ansiedad social y menos síntomas de depresión hasta los veinticinco años.

¿Acaso eres o tienes el deseo de ser popular? ¿Has pensado en la verdadera razón de este deseo? Generalmente, la popularidad no está ligada a la práctica de los principios bíblicos, sino a la apariencia y al poder adquisitivo. Precisamente por eso hay consecuencias negativas en el futuro, ya que Dios nos orienta claramente a no apegarnos a ninguno de estos aspectos.

Al mismo tiempo que crecía ante Dios, Jesús también crecía ante los hombres. Esta es la fama que debemos buscar: ser conocidos por seguir la Palabra y hablar de ella con propiedad. Cualquier otra razón por la que deseemos ser populares es vanidad y no nos traerá felicidad plena.

Procura que tus palabras y acciones sean coherentes con la creencia de que, por encima de todo y de todos, ¡CRISTO DEBE SER SEGUIDO Y EXALTADO!

- Mayara Lustosa es científica. Estudió biología e hizo una maestría y un doctorado en biología celular en la Universidad Estadual de Campinas (Unicamp) en São Paulo, Brasil. Está trabajando en su beca postdoctoral en la Universidad de Valencia en Valencia, España. Ser científica siempre ha sido su sueño. La Dra. Lustosa está casada con Rodrigo Barbosa y comparten un hijo, Benicio.

- Rodrigo Barbosa tiene una maestría en emprendimiento y está trabajando en un doctorado. en la Universidad Politécnica de Valencia en Valencia, España. Le encanta ser investigador y cree que la verdadera ciencia nos acerca a Dios y revela su cuidadosa planificación al crear y mantener su hermosa creación. Rodrigo está casado con Mayara Lustosa y comparten un hijo, Benicio.