Categories

Archivos

¿Líder o seguidor?

Matinal para Menores 2024

Sigan y honren solo al Señor su Dios; cumplan sus mandamientos, escuchen su voz y ríndanle culto; vivan unidos a él.

Deuteronomio 13: 4

¿Alguna vez has respondido: «pero si lo hace todo el mundo», cuando un adulto te ha dicho que «no» a algo que querías hacer? Si es así, probablemente no lo hayas vuelto a intentar, porque a la mayoría de los adultos no les gusta esa respuesta. El hecho de que todo el mundo lo esté haciendo no es una buena razón para hacer algo. Cuando le contaba eso a mi madre, ella siempre me decía: «Si todos tus amigos están saltando de un puente, ¿tú también saltarías?».

Hay un pequeño animal que vive en las regiones árticas, especialmente en Alaska, llamado lemming o lemino. Esta criatura parecida a un ratón tiene mala fama por seguir a sus amigos y hacer lo que ellos hacen (incluido saltar de un puente). Que te llamen lemino no es un cumplido.

Los científicos dicen que hay una razón perfectamente válida para que los leminos hayan sido vistos corriendo desde acantilados o corriendo tan rápido como sus diminutos pies podían llevarlos directamente al mar. ¿Por qué lo hacen? Solo los leminos lo saben con certeza, pero algunos observadores creen que tiene que ver con que haya demasiados leminos.

Cuando hace buen tiempo y hay mucha comida, los leminos tienen crías casi todos los meses, unas 11 crías por camada. Al cabo de cuatro semanas, las crías son adultas y tienen crías que se convertirán en adultas. Cuando esos miles de leminos se comen todo lo que hay, tienen que irse a pastos más verdes, y se van en grupo. Esto sucede aproximadamente cada tres años. Y en algunos lugares, grandes enjambres de leminos han corrido a través de grandes extensiones de tierra hasta el borde de acantilados sobre el mar y de repente han saltado del acantilado al océano.

Ahora te pregunto: «Si todos saltaran del acantilado, ¿tú también saltarías?». Esta es una buena pregunta, lo llaman «presión de grupo» y es que es difícil ser el único que dice: «¡Espera!, esto es una locura». Formar parte de un grupo así es peligroso. Sin embargo, a Jesús le gusta que elijas buenos amigos con metas positivas en la vida, eso es algo bueno para ti.

- Vicki Redden se graduó en 1996 de la Universidad Adventista del Sur. Ella y su esposo, Ron, ambos niños en el fondo, tienen 11 sobrinos y sobrinas (¡al último recuento!) y dos perros: Molly y Alix. Ella está atenta a los héroes de Dios desde su hogar en Maryland.

- Dee Litten Reed creció en una granja en Virginia, rodeada de los animales de granja habituales, así como de algunas criaturas salvajes que rescató. Le encanta visitar zoológicos y acuarios con su nieto, Tommy, y observar ballenas navegar por la costa de Ventura, California.

- Joelle Reed Yamada se tomó un año libre de dar clases de religión en la escuela secundaria para viajar sola por el mundo. Ella y su marido, Brent, viven en una granja lechera en Inglaterra, donde ella enseña psicología y está aprendiendo todo sobre cómo ser una granjera inglesa. Se esfuerza mucho por mantener a su perra, Nala, fuera de problemas.