Categories

Archivos

¡Oh, qué amigo nos es Cristo!

Matutinas para Menores 2020

«Algunas amistades se rompen fácilmente, pero hay amigos más fieles que un hermano».

Proverbios 18:24

-Otro himno muy conocido y conmovedor es «¡Oh, qué amigo nos es Cristo!» — empezó a decir el papá—, escrito por Joseph Scriven, que sin duda, muestra su experiencia. Cuando era joven, un día antes de su boda su novia murió ahogada. Fue una experiencia terrible y decidió emigrar a Canadá desde su país natal, Irlanda. Con el tiempo se enamoró de otra joven, pero lamentablemente también murió un día antes de su boda.

-¡Qué vida tan triste! -lamento Mateo.

-Sí —afirmó el papá-. Como pueden ver, su existencia no fue fácil, fue devastador pasar por esas experiencias dolorosas; sin embargo, en medio del dolor encontró la amistad más profunda con Jesús.

Dedicó su vida y su dinero a ayudar a los necesitados.

—¡Qué bueno que se dedicó a eso! —comentó Susana—, le ayudó a superar sus tristezas.

-En cierto momento, recibió una carta de su madre que vivía en Irlanda, donde le contaba que estaba pasando por momentos muy difíciles; entonces Joseph le respondió y le envió la poesía que había escrito. Con el tiempo fue publicada pero no se sabía quién era el autor.

Se cree que su madre, al leerla, vio que era preciosa y digna de compartirla con sus amistades. Años después se supo que Joseph era el autor de esa poesía. El compositor de la música fue Charles C. Converse, un músico a quien se le recuerda por este himno.

La traducción al español es de Leandro Garza Mora. En el lugar donde vivió Joseph, levantaron un altar en su honor después de su muerte, por su ministerio en favor de los necesitados. Este himno nos recuerda que no hay amigo como Jesús -terminó el papá.

Tu oración:

________________________________________________________________________________________________________________

¿Sabías que?

La Biblia fue dividida en capítulos y versículos para que fuera más fácil encontrar los textos.