Categories

Archivos

Adultos

Vio tu rostro, y también el mío
Vio tu rostro, y también el mío
Vinieron, pues, a un lugar que se llama Getsemaní, y dijo a sus discípulos: «Sentaos aquí, entre tanto que yo
«Hijo del trueno»
«Hijo del trueno»
También dijo Jesús: «¿Con qué puedo comparar el reino de Dios? Es como la levadura que una mujer mezcla con
El profeta desobediente
El profeta desobediente
 ¡A la ley y al testimonio! Si no dicen conforme a esto, es porque no les ha amanecido. Isaías 8:20
¡Que el mundo entero lo sepa!
¡Que el mundo entero lo sepa!
En aquel tiempo, Merodac-baladán hijo de Baladán, rey de Babilonia, envió cartas y presentes a Ezequías, porque supo que había
¿Constructor de mi propia torre?
¿Constructor de mi propia torre?
En aquel tiempo todo el mundo hablaba el mismo idioma. Cuando salieron de la región oriental, encontraron una llanura en
El poder del evangelio
El poder del evangelio
Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, más vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo