Categories

Archivos

El castor, un animal cooperador

«En fin, todos ustedes deben vivir en armonía y amarse unos a otros. Pónganse de acuerdo en todo, para que permanezcan unidos».

1 Pedro 3: 8-9, TLA

Un animal muy conocido por cooperar es el castor. Los castores se reúnen con su familia y amigos; y juntos hacen grandes diques de madera que acumulan mucha agua (puede mostrarle la imagen), y allí construyen sus casas. Cooperar es trabajar con otras personas para alcanzar un objetivo (11 común.

Es un trabajo en equipo, como lo hace el castor. Cuando con tus amiguitos construyes una casa con bloques o hacen algo juntos están cooperando. Cuando mami limpia la casa y tú la ayudas, también estás cooperando.

Cooperar es importante porque nos permite hacer cosas que solos no podemos. ¿Conoces una canción que habla sobre cooperar? Conozco una que dice «Cooperación, palabra larga […]. Si haces lo que dice Jesús, tu papá y mamá, anda todo mucho mejor» (si conoce la canción de los Heraldos del rey la puede tararear).

¿Verdad que cooperación es una palabra larga? Repítela: Cooperación. Jesús se pone muy feliz cuando cooperas con papi y mami, o ayudas a otras personas. Él espera que cooperes y así todo marchará mucho mejor, como dice la canción: «Si obedeces a tu papá y cooperas con tu mamá, anda todo mucho mejor».

Oración: Querido Jesús, ayúdame a cooperar con mis padres y amigos.

Palabra que aprendimos hoy: Cooperar.

¿Cómo estás? Yo soy Kathy, y escribí este libro para ti, que tienes entre 0 y 5 años. Lo hice para que disfrutes cada día con papá y mamá leyendo cosas maravillosas con las cuales aprenderás muchísimo. Y por supuesto, para que crezcas jugando, que sé que es lo que más te gusta. Cuando no estoy escribiendo libros para niños, yo me dedico a diseñar libros que hablan de Jesús.