Categories

Archivos

Desaprender

Devocional adventista para la mujer 2022

«Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño»

1 Corintios 13:11

Estoy aprendiendo a manejar por segunda vez. Aquí, en el Reino Unido, se conduce no “al revés”, circulando por la izquierda. Poner los cambios con la mano izquierda me resulta rarísimo, porque soy diestra. Lo importante, me repito después de cada clase, es ser paciente hasta que mi cerebro desaprenda.

¡Desaprender puede ser todo un desafío! Cuando la teoría del famoso astrónomo polaco Nicolás Copérnico fue publicada, revolucionó a los científicos y teólogos de su época. Para aceptar la increíble idea de que la Tierra gira alrededor del Sol, y no a la inversa, ellos debían renunciar a doctrinas medievales e ideas aristotélicas. ¡Pero esto no era nada sencillo! De hecho, años después, cuando Galileo Galilei usó la teoría de Copérnico para demostrar el movimiento de los planetas, la Inquisición romana lo condenó por hereje.

Los teólogos de la Inquisición tomaron frases poéticas tales como: “El sol sale y el sol se pone” (Ecl. 1:5), como evidencia literal de que el Sol gira alrededor de la Tierra. Incapaces de ver su error interpretativo, concluyeron que Galileo era un hereje. Sería sencillo pensar que nosotros sí leemos la Biblia sin filtros culturales. Sin embargo, en mi experiencia, solo cuando nos exponemos a otra cultura nos damos cuenta de cuán condicionados estamos por la propia.

Varios años atrás, visité la imponente Catedral del Cusco, en Perú. Nuestro guía nos mostró una pintura de la última Cena y preguntó: “¿Quién puede reconocer lo que los discípulos están comiendo?» Cuando nos cansamos de intentar adivinar, nos dijo que los discípulos estaban comiendo cuy y bebiendo chicha, un menú típicamente peruano. Pero eso no era todo: Marcos Zapata, el artista, también retrató a Judas Iscariote con el rostro de Francisco Pizarro, el codicioso conquistador español que asesinó a Atahualpa. ¡Marcos Zapata pintó una Última Cena peruana!

Hay una pintura similar dentro de cada uno de nosotros. El contexto histórico, social y cultural en el que vivimos distorsiona el retrato de Jesús que pintamos en el lienzo de nuestro corazón. Llega un momento en el que tenemos que desaprender algunas de las ideas de nuestra niñez espiritual, para verlo más claramente. ¡Exactamente esto es lo que los discípulos hicieron camino a Emaús! Cuando renunciaron a Jesús como un rey temporal que vencería al Imperio Romano, pudieron reconocerlo como Rey de reyes.

Jesús, quiero caminar hacia Emaús contigo para que me libres de cualquier condicionamiento cultural erróneo. Estoy dispuesta a renunciar a lo que sea necesario con tal de verte cara a cara.

Vanesa Pizzuto es licenciada en Comunicación Social por la Universidad de La Matanza, Argentina, y tiene un máster en Educación por la Universidad de Hertfordshire, Inglaterra. Es la autora de la serie de cuentos bilingües Amancay, publicada por este mismo sello editorial, así como de numerosos artículos. Trabajó como docente y como presentadora de radio para Radio Adventista de Londres. De nacionalidad argentina, Vanesa vive en Inglaterra.