Categories

Archivos

Una armadura de sales minerales

Devocional adventista para pequeños 2022

Versículo para hoy:

Revistámonos de luz, como un soldado se reviste de su armadura.

Romanos 13: 12

¿TE GUSTARÍA TENER UNA ARMADURA integrada en tu cuerpo? Sería fantástico poder defenderse con algún escudo, una armadura o un casco integrado en nuestro cuerpo. Jesús les dio a algunos animales armas para que se puedan defender. A nosotros nos dio unas armas espirituales para defendernos de los ataques del enemigo.

En estos días oirás hablar de armas que utilizan algunos animales para sobrevivir, y las compararemos con las armas que Jesús nos dio. Hoy te hablaré de un animal que tiene una armadura natural. La utiliza como arma de defensa para proteger su delicado cuerpo. Vamos a hablar del caparazón de la tortuga.

El caparazón está compuesto por placas duras que están pegadas a su columna vertebral y que conforman su armadura. Lo increíble de esta es que está formada por sales minerales que le protegen la espalda y el abdomen. Cuando la tortuga se siente en peligro, ella guarda la cabeza y las patas bajo esta maravillosa armadura hecha a prueba de golpes.

Las armas que Jesús nos dio nos ayudan a defendernos de los golpes y peligros de este mundo. Te dirán cómo puedes ser un vencedor en esta batalla espiritual. Te invito a que las descubras cada día. ¡No te las puedes perder!

Oración: Querido Jesús, deseo vestirme de la armadura que tú nos has dado, para ser victorioso en tu nombre. Amén.

¡Hola! Soy Vanessa. ¡Me encanta trabajar con niños! Por eso soy maestra de primaria en una escuela de México. Espero que disfrutes cada día de las meditaciones de este devocional que he preparado con cariño para ti.