Categories

Archivos

La oveja Dolly

Devocional adventista para pequeños 2022

Ahora hagamos al hombre a nuestra imagen.

Génesis 1: 26

HACE UNOS AÑOS, unos científicos hicieron un experimento poco usual: tomaron células de una oveja adulta, para producir otra igualita a ella. La ovejita nació y la llamaron Dolly. Era el primer mamífero clonado; se convirtió en el más famoso del mundo. Aunque Dolly no era idéntica a la original, creció rodeada de cuidados y de amor.

Ahora, ¡hagamos algo! Busca un espejo y mírate detenidamente. ¿A quién te pareces, a mamá o a papá? Sin duda, tienes de los dos. Tal vez el tipo de cara, tus ojos y tu cabello sean como los de mami; tu nariz, tu boca y tus orejas como las de papi. Y, aunque nos parezcamos a nuestros papás, a mí me gusta recordar que nosotros fuimos creados a imagen de Dios. Somos parecidos a él.

En el Jardín del Edén, Dios creó al hombre de barro y tuvo la delicadeza de formar cada parte de su cuerpo. Luego, sopló en su nariz y Adán tuvo vida. Después, Dios lo hizo caer en sueño y sacó una costilla de su lado para formar a Eva.

Algo triste sucedió. Adán y Eva desobedecieron a Dios comiendo del árbol del que él les había dicho que no comieran. Al hacer esto, el pecado entró y la imagen que tenían de él se deformó. Penosamente, sus consecuencias llegan hasta nuestros días.

No olvides, querido amiguito, que, aunque el pecado entró, continuamos siendo hijos de Dios y él desea que seamos obedientes.

Oración: Gracias, Jesús, porque me hiciste a tu imagen. Deseo obedecerte siempre. Amén.

¡Hola! Soy Vanessa. ¡Me encanta trabajar con niños! Por eso soy maestra de primaria en una escuela de México. Espero que disfrutes cada día de las meditaciones de este devocional que he preparado con cariño para ti.