Categories

Archivos

Muere Benjamin Franklin

Devocional adventista para adoslescentes 2022

Así que no se preocupen por el mañana, porque el día de mañana traerá sus propias preocupaciones. Los problemas del día de hoy son suficientes por hoy.

Mateo 6: 34, NTV

¿Por qué dejar para mañana lo que puedes hacer hoy? Esta frase la has escuchado antes, y tal vez pienses que tu mamá o tu papá la inventaron. Resulta que solo la tomaron prestada de Benjamin Franklin; él fue quien la acuñó. También se le ocurrieron otros proverbios famosos, como «Dios ayuda a los que se ayudan a sí mismos» y «Acostarse temprano y levantarse temprano hacen a un hombre sano, rico y sabio». Hoy en día, Benjamin Franklin sigue siendo uno de los estadounidenses más famosos de la historia, y con razón. El hombre podía hacer casi todo. Con solo doce años de edad se convirtió en impresor, y más tarde fundó uno de los periódicos más exitosos del país. También consiguió un contrato para imprimir papel moneda de Filadelfia.

A medida que su riqueza crecía y su fama se extendía, participó activamente en el gobierno local. Ayudó a Filadelfia a crear su propia biblioteca, cuerpo de policía, Departamento de bomberos voluntarios, oficina de correos y una academia que más tarde se convertiría en la Universidad de Pensilvania. Además, fue un personaje clave también a nivel nacional. Ayudó a redactar y firmó la Declaración de Independencia y la Constitución. Era ingenioso y conversador, y gozaba de la simpatía de propios y extraños. Como embajador de los Estados Unidos en Francia, encantó tanto a la gente común como a la realeza. Y con toda su experiencia y sus célebres contactos, fue de gran ayuda en la redacción de dos tratados con los británicos. Incluso pusieron su rostro en el billete de 100 dólares estadounidenses.

Por si todo esto no fuera suficiente, también se aventuró en el campo de la ciencia: descubrió formas más rápidas de navegar por el Atlántico, inventó los bifocales y diseñó una ingeniosa estufa Franklin que se vende aún hoy en día. Pero tal vez se lo recuerde más por su trabajo con la electricidad. Su imagen volando una cometa en una tormenta eléctrica está grabada en la mente de muchos. Por eso, cuando el famoso impresor, periodista, diplomático, científico e inventor murió a los 84 años, el 17 de abril de 1790, el mundo entero se lamentó. Fue una gran pérdida, y todos los periódicos importantes del mundo se hicieron eco de la noticia.

Puede que no tengas que hacer malabarismos con cinco carreras a la vez, pero la vida parece bastante ingobernable a veces, ¿verdad? El texto de hoy nos da un consejo sorprendentemente sencillo para equilibrarlo todo, de Alguien infinitamente más sabio que incluso el señor Franklin: enfrenta un día a la vez.

Bradley Booth ha enseñado en escuelas adventistas de los Estados Unidos, África, Rusia y Tailandia. Actualmente es el director de The Story Tellers Ministry, que ayuda a enseñar el arte de escribir historias antiguas que siguen siendo importantes hoy. La oración del Dr. Booth es que sus libros inspiren a los lectores a mantenerse de parte de Jesús tanto en los buenos como en los malos tiempos.