Categories

Archivos

¡Sin agua! – Parte 2

Devocional adventista para pequeños 2022

Versículo para hoy:

Llámame y te responderé.

Jeremías 33: 3

AYER TE COMENCÉ a contar la historia de Ismael y de Agar, quienes tuvieron mucha sed en el desierto, pues se les había acabado el agua. Agar dejó a su hijo bajo un arbusto y se alejó de él, para no verlo morir de sed. Ismael perdió el conocimiento y comenzó a sollozar.

Dios escuchó que Ismael lloraba. Entonces le dijo a Agar que no temiera y que levantara a su hijo, porque haría de él una gran nación. Dios hizo que Agar tuviera una visión clara y viera que había una fuente de agua cerca de ella. Por lo tanto, llenó el odre con agua y se lo dio a su hijo para que bebiera. Ismael se repuso. Dios lo protegió al crecer en el desierto y también cumplió la promesa que le había hecho a Agar: que haría de su hijo una gran nación.

Amiguito, a veces pasa que en nuestra desesperación no podemos ver las cosas de manera clara, como le pasó a Agar con la fuente de agua. Nos enfocamos en lo que queremos, en nuestra necesidad, en nuestro coraje o en nuestro miedo, cuando la solución la tenemos cerca de nosotros.

Jesús, como nuestro mejor amigo, está siempre cerca de nosotros para auxiliarnos en cualquier momento. Él escucha cuando lloramos o nos sentimos mal. ¡Nunca olvides llamarlo!

Oración: Gracias, Jesús, porque siempre corres para ayudarme. Amén.

¡Hola! Soy Vanessa. ¡Me encanta trabajar con niños! Por eso soy maestra de primaria en una escuela de México. Espero que disfrutes cada día de las meditaciones de este devocional que he preparado con cariño para ti.