Categories

Archivos

¿Desenfocados o enfocados?

Devocional adventista para pequeños 2022

Versículo para hoy:

Un cuerpo no se compone de un solo miembro, sino de muchos.

1 Corintios 12: 14

ES FASCINANTE VER EN LA TELEVISIÓN cómo se camuflan entre los troncos y plantas. Este reptil atrae a cualquiera con sus colores vistosos y su lengua para atrapar la comida. ¿Sabes de qué animal estoy hablando? ¡Sí, del camaleón! Lo que también llama la atención son sus ojos. ¿Has visto cómo se mueven en diferentes direcciones, sin control alguno? Aunque aparentemente los ojos del camaleón están viendo cosas diferentes, no es así al momento de cazar. Estudios recientes han demostrado que están unidos y enfocados cuando se trata de atrapar alguna presa, ya que con un ojo la sigue y con el otro fija, apunta y… ¡zas! Lanza su larga lengua y atrapa su comida.

Leer esta característica del camaleón me hace recordar que un día el apóstol Pablo escribió diciendo que todos en la iglesia tenemos diferentes funciones, que nadie es más que otro. Comparó la iglesia con el cuerpo humano; cada parte cumple una función. Imagínate que un día amanecieras con tu ojito lleno de lagañas; eso te impediría abrirlo y ver bien, ¿verdad? O si tuvieras una gran ampolla en el dedo del pie, no podrías caminar a gusto.

Cada uno en la iglesia tiene diferentes dones y cumple diferentes funciones, pero, al momento de decir a otros que Jesús viene pronto, todos deben unirse, apuntar y… ¡zas! Traerlos a Jesús con los dones que él les haya dado.

Oración: Querido Jesús, deseo cumplir fielmente mi función para atraer a otros a ti. Úsame. Amén.

¡Hola! Soy Vanessa. ¡Me encanta trabajar con niños! Por eso soy maestra de primaria en una escuela de México. Espero que disfrutes cada día de las meditaciones de este devocional que he preparado con cariño para ti.