Categories

Archivos

¡Le gusta bañarse!

Devocional adventista para pequeños 2022

Versículo para hoy:

Purifícame con hisopo, y quedaré limpio; lávame, y quedaré más blanco que la nieve.

Salmos 51: 7

FIFÍ ERA UN GATITO HERMOSO con su pelo color gris y de ojos verdes; su dueña era mi vecina Lore. Cada vez que lo veía, estaba lamiendo su cuerpo, sus patitas y terminaba con su cola. Cuando se lamía las patas, enseguida se pasaba una por su rostro, como queriendo asearlo.

Fifí caminaba entre la arena y se detenía más adelante para limpiarse. Para mí, era sorprendente ver a ese gatito lamerse, como queriendo estar siempre impecable. Entonces le pregunté a Lore si bañaba a Fifí con agua y jabón, porque me parecía que estaba sucio. Ella nos explicó que los gatos se acicalan porque no pueden sudar, ni jadear; y que también sirve para mantener una temperatura adecuada de su cuerpo, y mantienen su pelaje más suavecito.

Conozco a algunos niños que son lo contrario a Fifí ¡No les gusta bañarse! Mami les habla por mucho tiempo para meterlos a la ducha, y no hacen caso; otros lloran porque no les gusta. ¡Pobres niños! No saben que nuestra piel necesita agua y jabón para eliminar bacterias que quedan en ella diariamente.

Jesús también te limpia de todas las cosas malas que haces. A él debes decirle en oración lo arrepentido que estás y pedirle perdón. Verás cómo te sientes feliz.

Oración: Gracias, Jesús, porque siempre me perdonas cada vez que cometo un error. Limpia mi alma. Amén.

¡Hola! Soy Vanessa. ¡Me encanta trabajar con niños! Por eso soy maestra de primaria en una escuela de México. Espero que disfrutes cada día de las meditaciones de este devocional que he preparado con cariño para ti.