Categories

Archivos

Un insecto que necesita del sol para volar

Devocional adventista para pequeños 2022

Versículo para hoy:

Nacerá el sol de justicia y en sus alas traerá salvación.

Malaquías 3: 20, RV95

LA FORMA DE SU CUERPO ALARGADO, sus ojos grandes y sus dos pares de alas -que hacen que vuelen en todas direcciones y a una gran velocidad, que crean un zumbido y que tienen un color brillante al atravesar la luz del sol, hacen que las libélulas sean insectos fascinantes.

Un aspecto sorprendente de las libélulas es que, para poder volar, tienen que calentar su cuerpo y sus alas. Lo hacen a través de los zumbidos que realizan con ellas, posándose en el sol para recibir su energía.

¡Qué maravillosa lección nos deja la libélula! Tú y yo tenemos que ir al Sol para recibir nuestra fuerza; pero no hablo del sol que calienta la tierra y que ayuda a las plantas en su crecimiento. Me refiero al Sol de justicia que es Jesús, que alumbra nuestra vida, nos hace felices y fuertes, y nos da la hermosura de su propio carácter para seguir creciendo e irradiar a los demás.

¿Quieres que los delicados rayos de Jesús se reflejen en tu vida? Entonces permanece en él cada día; tómate de su mano.

Oración: Gracias, Jesús, porque nos haces crecer e irradiar a otros con tu amor. Te amo. Amén.

¡Hola! Soy Vanessa. ¡Me encanta trabajar con niños! Por eso soy maestra de primaria en una escuela de México. Espero que disfrutes cada día de las meditaciones de este devocional que he preparado con cariño para ti.