Categories

Archivos

Una Buena Reputación

Devocional adventista para adoslescentes 2022

Más vale el buen nombre que las muchas riquezas, y la buena fama vale más que la plata y el oro.

Proverbios 22: 1, RV95

Jesse James, que nació un día como hoy en 1847, probablemente no habría estado de acuerdo con el versículo de hoy. O tal vez pensó que podía tener una reputación de atrevido, a la vez que tenía la plata y el oro. Hay quienes leen la historia de su vida como famoso forajido y piensan que fue un Robin Hood, ya sabes, robando a los ricos para dárselo a los pobres; otros lo ven como un asesino despiadado. Sea como fuere, pocos personajes del mundo han atraído tanta fascinación como el legendario Jesse Woodson James.

Jesse y su hermano mayor, Frank, tuvieron un comienzo problemático. De jóvenes, incluso antes de la Guerra Civil Estadounidense (1861-1865), se unieron a una banda de asaltantes y asaltaron pueblos fronterizos entre Kansas y su estado natal, Misuri. Después de la Guerra Civil, Jesse y su hermano continuaron sus ataques a lo largo de la frontera que separaba el Norte y el Sur. El mal se convirtió en parte de sus vidas, ya que se dedicaron a robar y matar de forma salvaje durante varios años. Robaron bancos, pero los ferrocarriles fueron los más afectados. Contrariamente a lo que se nos quiere hacer creer, las veces que robaron trenes y luego compartieron el botín con la gente común no fueron tan comunes.

Jesse fue de mal en peor, impulsado por la excitación y el apoyo de sus socios en el crimen. Sus actos imprudentes finalmente llevaron a la ejecución de muchos miembros de la banda y del propio Jesse. Pero hay algo peor que eso: Jesse ni siquiera estaba seguro de poder confiar en sus hombres, y con razón. Estaban todos desesperados, huyendo de alguna parte, de alguien o de algo. Jesse no debería haberse sorprendido cuando Robert Ford, un miembro de su propia banda, le disparó en la nuca en su casa de Saint Joseph, Misuri. ¿Por qué un miembro de la propia banda de Jesse querría traicionar a un amigo y socio en el crimen? Por el dinero de la recompensa, por supuesto: 10,000 dólares. La ironía es que el dinero de sangre como este nunca le hizo mucho bien a Jesse ni a su pandilla. Y cuando Robert Ford fue a recoger el dinero de la recompensa por disparar a Jesse, las autoridades lo arrestaron por asesinato.

Tener un buen nombre es como el oro. Si eliges confiar en Jesús y amarlo, él te ayudará a construir un buen nombre y una reputación que resistirá la prueba del tiempo y la eternidad.

Bradley Booth ha enseñado en escuelas adventistas de los Estados Unidos, África, Rusia y Tailandia. Actualmente es el director de The Story Tellers Ministry, que ayuda a enseñar el arte de escribir historias antiguas que siguen siendo importantes hoy. La oración del Dr. Booth es que sus libros inspiren a los lectores a mantenerse de parte de Jesús tanto en los buenos como en los malos tiempos.