Categories

Archivos

En la palma de su mano

Matinal para Menores 2024

Yo les doy vida eterna, y nunca perecerán, ni nadie podrá arrebatármelas de la mano.

Juan 10: 28, NVI.

Tommy siempre ha querido atrapar una paloma. Pero nadie, probablemente ni siquiera Tommy, sabe exactamente qué quiere hacer con ella cuando la atrape. Eso no le impide seguir intentándolo.

A veces, Tommy y sus padres bajan la colina en bicicleta hasta una panadería donde se sientan en unas mesas al sol y comen un delicioso postre. Hay un montón de pájaros saltando y piando alrededor de las mesas, comiéndose las migas que deja caer la gente. Tommy come feliz su galleta durante un rato, pero pronto se aburre.

Está dispuesto a dar parte de su comida a las palomas para poder cazar una. Con unas migajas de galleta en el puño, Tommy corre hacia los pájaros. Las llama y extiende el puño donde esconde las migajas, prometiéndoles algo delicioso si se detienen y dejan que los atrape.

El resto de la historia ya la conoces. Mientras Tommy los persigue, con las migajas en la mano cerrada, los pájaros huyen o vuelan. Si se quedara quieto, abriera la mano y dejara caer las migajas al suelo, los pájaros vendrían a él, pero él las agarra fuertemente.

Hay un versículo en el libro de Juan que describe a Jesús con las manos fuertemente cerradas. No, Jesús no tiene migajas de galletas en sus manos. Tiene algo más precioso que el oro. Lo que tiene es tan precioso que nunca lo soltará.

¿Puedes adivinar qué es? Jesús nos tiene a nosotros en sus manos. Eso es un poco difícil de entender, pero Jesús es tan grande y poderoso que nos sostiene desde el cielo, incluso cuando no sentimos que él está allí. Jesús quiere protegernos para que nadie nos haga daño ni nos aleje de él.

- Vicki Redden se graduó en 1996 de la Universidad Adventista del Sur. Ella y su esposo, Ron, ambos niños en el fondo, tienen 11 sobrinos y sobrinas (¡al último recuento!) y dos perros: Molly y Alix. Ella está atenta a los héroes de Dios desde su hogar en Maryland.

- Dee Litten Reed creció en una granja en Virginia, rodeada de los animales de granja habituales, así como de algunas criaturas salvajes que rescató. Le encanta visitar zoológicos y acuarios con su nieto, Tommy, y observar ballenas navegar por la costa de Ventura, California.

- Joelle Reed Yamada se tomó un año libre de dar clases de religión en la escuela secundaria para viajar sola por el mundo. Ella y su marido, Brent, viven en una granja lechera en Inglaterra, donde ella enseña psicología y está aprendiendo todo sobre cómo ser una granjera inglesa. Se esfuerza mucho por mantener a su perra, Nala, fuera de problemas.