Categories

Archivos

El perro más inteligente de la ciudad

Matinal para Menores 2024

Manténganse constantes en la oración, siempre alerta y dando gracias a Dios.

Colosenses 4: 2

Durante cientos de años, la raza de perros San Bernardo han sido adiestrados para rescatar personas. De hecho, antes incluso de que su raza tuviera nombre, se les llamaba perros de hospicio. Eran los compañeros de los monjes cuyo trabajo era adentrarse en las montañas que hay entre Italia y Francia para rescatar a personas perdidas o atrapadas en avalanchas. Estos perros tienen un pelaje espeso y muy denso, y son muy grandes. Pueden medir 76 centímetros y pesar hasta 180 libras (81 kilos).

Así que lona y Byron estaban seguros de que su cachorro de San Bernardo crecería con los maravillosos atributos que han caracterizado a los San Bernardos durante siglos. Pero se llevaron un chasco al ver que Barney no solo parecía un poco bobo, sino que también era muy torpe.

En cuanto a ser un perro guardián, aunque era enorme, solo ladraba al cartero. Así que lona y Byron se sorprendieron el día que Barney empezó a aullar en la puerta trasera. Byron lo dejó salir y lo vio correr por el camino de grava hacia el manzanar que había detrás de su casa. Esto era tan inusual que Byron lo siguió para ver qué pasaba.

Barney corrió directamente hacia una furgoneta que se había salido de la carretera y se había estrellado contra uno de los árboles. Entonces Byron se llevó otra sorpresa cuando vio a Barney sacar a una adolescente de entre los hierros para ponerla a salvo y volver a la furgoneta para rescatar a otra joven.

Quizá Barney no era tan bobo y torpe después de todo. Tal vez, solo estaba esperando y observando el momento adecuado para utilizar sus atributos de San Bernardo.

Estar atento es una buena habilidad, especialmente si estás observando para ver si hay algo que puedes hacer para ayudar a tus amigos y familiares. Busca algo en lo que puedas ayudar hoy.

- Vicki Redden se graduó en 1996 de la Universidad Adventista del Sur. Ella y su esposo, Ron, ambos niños en el fondo, tienen 11 sobrinos y sobrinas (¡al último recuento!) y dos perros: Molly y Alix. Ella está atenta a los héroes de Dios desde su hogar en Maryland.

- Dee Litten Reed creció en una granja en Virginia, rodeada de los animales de granja habituales, así como de algunas criaturas salvajes que rescató. Le encanta visitar zoológicos y acuarios con su nieto, Tommy, y observar ballenas navegar por la costa de Ventura, California.

- Joelle Reed Yamada se tomó un año libre de dar clases de religión en la escuela secundaria para viajar sola por el mundo. Ella y su marido, Brent, viven en una granja lechera en Inglaterra, donde ella enseña psicología y está aprendiendo todo sobre cómo ser una granjera inglesa. Se esfuerza mucho por mantener a su perra, Nala, fuera de problemas.