Categories

Archivos

Una gran reserva

Devocional adventista para pequeños 2022

Versículo para hoy:

El que viene a mí, nunca tendrá hambre; el que cree en mí, nunca tendrá sed.

Juan 6: 35

EL ANIMAL DEL QUE TE HABLARÉ hoy tiene dos jorobas. De seguro ya lo adivinaste, ¿verdad? ¡Efectivamente, el camello! Cuando nace no tiene jorobas, sino que estas se forman conforme va comiendo. Lo que hay en ellas es una gran reserva de grasa, que utiliza cuando no ha comido ni bebido nada. Al utilizarla, su joroba se reduce y se hace flexible. Por lo regular, el camello puede dejar de beber agua ¡hasta por 10 días! Pero cuando bebe, ingiere ¡135 litros de agua en menos de 15 minutos!

Los seres humanos no podemos dejar de beber agua por tanto tiempo. Los expertos afirman que una persona puede sobrevivir sin este líquido vital hasta cuatro días, porque comenzarían a fallar nuestros órganos, ya que nuestro cuerpo funciona con agua.

Después de que los israelitas cruzaran el Mar Rojo, caminaron por el desierto durante tres días. ¿Te imaginas la sed que tenían? Al llegar a un lugar donde había agua, se alegraron de encontrarla, pero al beberla… ¡estaba amarga! Rápidamente comenzaron los reclamos contra Moisés. Él clamó a Dios pidiendo ayuda, y Dios le mostró un pedazo de madera para que lo echara en el agua; así obedeció Moisés y al instante el agua se volvió dulce.

Jesús es el agua de vida. Si bebes diariamente de él, nunca tendrás sed. Mantenlo siempre en tu vida, cree en él y deja que otros lo conozcan a través de ti. ¡Conviértete en un río de agua viva!

Oración: Gracias, Jesús, por darme de tu agua. Deseo beberla diariamente. Amén.

¡Hola! Soy Vanessa. ¡Me encanta trabajar con niños! Por eso soy maestra de primaria en una escuela de México. Espero que disfrutes cada día de las meditaciones de este devocional que he preparado con cariño para ti.