Categories

Archivos

Una alcancía acuática

Devocional adventista para pequeños 2022

Versículo para hoy:

Sin embargo, para no ofenderles, ve al mar, y echa el anzuelo, y el primer pez que saques, tómalo, y al abrirle la boca, hallarás un estatero; tómalo, y dáselo por mí y por ti.

Mateo 17: 27

BANK, UNA TORTUGA VERDE de 25 años, vivía en un estanque al que los turistas lanzaban monedas creyendo que les traería buena suerte. Un día, la tortuga se notaba triste, no se movía y no quería comer. Los veterinarios la sacaron del estanque para revisarla. De inmediato le hicieron estudios médicos y notaron que algo extraño estaba en su estómago. La operaron, ¡y encontraron 915 monedas! Algunas estaban casi deshechas por causa de los ácidos del estómago de la tortuga; otras estaban intactas. ¡Pobre Bank, realmente parecía una alcancía!

Al recordar esta triste noticia, pienso en el milagro inesperado que Jesús realizó, cuando llegó a Capernaúm y los encargados del templo, que cobraban los impuestos, se acercaron a Pedro. Tal vez pensaron que no los pagarían Jesús y él. Pero Jesús le dijo a Pedro que fuera al lago, echara su anzuelo, sacara al primer pez que pescara y le abriera la boca. Allí encontraría la moneda adecuada para pagar los impuestos de ambos.

Querido amiguito, esta historia nos enseña que debemos ser buenos ciudadanos en el cumplimiento de las leyes de nuestra sociedad, pues así Jesús nos dio ejemplo. Tal vez seas muy pequeño para pagar impuestos. Pero puedes pagar las cuotas del club, pagar el alimento que debes en la tienda del colegio, etc. No olvides que desde pequeño demuestras lo que serás de grande.

Oración: Querido Jesús, deseo ser un buen ciudadano como tú. Amén.

¡Hola! Soy Vanessa. ¡Me encanta trabajar con niños! Por eso soy maestra de primaria en una escuela de México. Espero que disfrutes cada día de las meditaciones de este devocional que he preparado con cariño para ti.