Categories

Archivos

¿Realmente feo? – Parte 2

Devocional adventista para pequeños 2022

Versículo para hoy:

Pues el hombre se fija en las apariencias, pero yo me fijo en el corazón.

1 Samuel 16: 7

DESPUÉS DE QUE PASÓ ELIAB, y Samuel escuchó lo que Dios le dijo, el profeta preguntó por los demás hijos de Isaí. Uno a uno fueron pasando, pero Dios no daba respuesta alguna. Cuando terminó de pasar el último, Samuel le preguntó a Isaí si no tenía más hijos. El padre le contestó que le quedaba uno, pero era muy pequeño y estaba cuidando las ovejas. Entonces el profeta pidió que lo trajeran.

David estaba sorprendido de que el profeta lo hubiese llamado, pero acudió de manera rápida a donde estaba. Samuel miró detenidamente a David, su bello aspecto sencillo y noble. Entonces Dios le dijo que lo ungiera, porque a él lo había elegido como sucesor de Saúl. Dios vio más allá del aspecto atractivo de David. Vio lo que había en su corazón: valentía, fidelidad, alabanza, adoración, sencillez, humildad y una relación íntima con su Creador.

Después de ser ungido, David volvió a su trabajo acostumbrado. No se creyó más que sus hermanos, ni tampoco deseó quitar a Saúl como rey, sino que esperó pacientemente a que se cumplieran los planes que Dios tenía para él en su debido momento.

Querido amiguito, para Jesús no hay nadie feo o sin valor. Todos somos hermosos para él, porque somos su creación. Lo que a Jesús le interesa es lo que hay en tu corazón, lo que te motiva a hacer las cosas. Te invito a que tengas una comunicación diaria con él.

Oración: Gracias, Jesús, porque puedes ver más allá de mi apariencia. Amén.

¡Hola! Soy Vanessa. ¡Me encanta trabajar con niños! Por eso soy maestra de primaria en una escuela de México. Espero que disfrutes cada día de las meditaciones de este devocional que he preparado con cariño para ti.