Categories

Archivos

Hijos del corazón – Parte 2

Devocional adventista para pequeños 2022

Versículo para hoy:

[La hija del faraón] lo adoptó como hijo suyo y lo llamó Moisés.

Éxodo 2: 10

LA ORDEN SE HABÍA DADO: todos los niños varones recién nacidos debían echarse en el río. Faraón no quería que el pueblo de Israel se multiplicara y tomara fuerza. Las únicas que podrían vivir serían las mujeres.

A Amram y Jocabed les nació un niño hermoso. Lo escondieron durante tres meses, pero se dieron cuenta de que ya no podían ocultarlo más. Construyeron una canasta de juncos, y le pusieron brea y asfalto para que el agua no entrara. Luego colocaron al niño dentro de ella y lo llevaron al río. María, la hermana, lo cuidaba fielmente.

De pronto, la hija del faraón se dirigió al río para bañarse y, al ver la canasta flotando, mandó a que se la trajeran. Al abrirla, vio a aquel hermoso niño hebreo llorando. La princesa tuvo compasión por el bebé, a quien adoptó como su propio hijo.

Querido amiguito, si tú eres un hijo del corazón, dale gracias a Dios por el amor de tus padres adoptivos y por los cuidados que te brindan. Ámalos, obedécelos y agradece lo que te han dado al seguir sus consejos. Cuando seas grande, devuélveles todo ese amor con tus atenciones. Mantén presente que Jesús hizo lo mismo con nosotros.

Oración: Querido Jesús, gracias por mis padres. Gracias por tu bondad y misericordia. Amén.

¡Hola! Soy Vanessa. ¡Me encanta trabajar con niños! Por eso soy maestra de primaria en una escuela de México. Espero que disfrutes cada día de las meditaciones de este devocional que he preparado con cariño para ti.