Categories

Archivos

¡Sí, Gedeón!

Devocional adventista para adoslescentes 2022

En mi corazón atesoro tus dichos para no pecar contra ti.

Salmos 119: 11, NVI

Tres hombres se preguntaron: ¿Qué pasaría si los viajeros que se hospedan en cualquier hotel de los Estados Unidos pudieran disponer de una Biblia para leer? John Nicholson, Samuel John Nicholson y William Knight eran vendedores, y sabían lo que era llegar a otro hotel después de un duro día de trabajo, con ganas de hacer algo o de leer. «Debería haber Biblias disponibles para quien quiera leerla», dijeron. Y así, Gideon International, una organización cristiana dedicada a la evangelización, decidió poner Biblias a disposición de los viajeros dondequiera se hospedaran. Eligieron el nombre de Gedeón porque se consideraban a sí mismos como Gedeones, dispuestos a hacer lo que Dios les pidiera.

Al principio pensaron en poner una Biblia en la recepción de cada hotel, pero en 1908 decidieron poner Biblias en cada habitación de todos los hoteles de los Estados Unidos. Actualmente, los Gedeones ya han colocado Biblias en los hoteles de 175 países. Cada año colocan más de 56 millones de Biblias en habitaciones de hotel y en escuelas de toda América. Reciben apoyo financiero de iglesias de muchas denominaciones, y ahora colocan Biblias en hospitales y consultorios médicos, cárceles, escuelas, colegios y universidades, e incluso en bases militares. Innumerables personas han sido bendecidas al encontrar una Biblia cerca, justo cuando más la necesitaban.

Hoy en día se puede elegir casi cualquier tipo de Biblia que se desee, desde versiones más parafraseadas hasta versiones de estudio con interesantísimo contenido extra. La maravilla y la bendición de la Biblia es cómo el Espíritu Santo habla por medio de ella para darte exactamente lo que necesitas, cuando lo necesitas.

Consulta algunos salmos, porque la escritura de David es de lo más auténtico. Era un hombre que huía cuando escribió: «¡Tengo tantos enemigos!» (Salmo 3:1, NTV) y «cuando siento miedo, pongo en ti mi confianza» (Salmo 56:3, NVI). La culpa le pesaba cuando escribió: «¡Crea en mi, Dios, un corazón limpio! […] No me eches de delante de ti» (Salmo 51:10, 11, RV95), y debió de ser feliz escribiendo el Salmo 103 con su tema «¡Alabado sea el Señor!». A continuación, pasa al Nuevo Testamento. Conoce a Jesús de nuevo en los Evangelios. Emociónate con los relatos de Lucas sobre la primera iglesia cristiana, Escucha el valor y el triunfo en la voz de Pablo al enfrentarse a la muerte (2 Timoteo 4:6-8).

Abre tu Biblia. Léela cada día. Pídele a Dios que te hable.

Bradley Booth ha enseñado en escuelas adventistas de los Estados Unidos, África, Rusia y Tailandia. Actualmente es el director de The Story Tellers Ministry, que ayuda a enseñar el arte de escribir historias antiguas que siguen siendo importantes hoy. La oración del Dr. Booth es que sus libros inspiren a los lectores a mantenerse de parte de Jesús tanto en los buenos como en los malos tiempos.