Categories

Archivos

El ave de la paz

Devocional adventista para pequeños 2022

Versículo para hoy:

Ojalá tuviera yo alas como de paloma; volaría entonces y podría descansar.

Salmos 55: 6

¿HAS VISTO una paloma blanca con una hojita de olivo en el pico? Estoy segura que sí. Las personas la han tomado como un símbolo de paz y pureza. Se basan en la paloma que envió Noé, después de pasar dentro del arca 40 días y 40 noches por causa del diluvio, ¿te acuerdas?

La primera vez que Noé soltó una paloma para comprobar si las aguas ya habían bajado del todo, la paloma no encontró dónde posarse y regresó al arca, pues aún no había tierra seca. Luego Noé esperó siete días más y volvió a sacar a la paloma. Al atardecer, la paloma regresó con una ramita de olivo en su pico, como muestra de que las aguas iban desapareciendo. Aún así, Noé espero siete días más y volvió a sacar a la paloma, pero esta ya no regresó. Noé y su familia salieron del arca y agradecieron a Dios por su cuidado dentro de ella.

Hay una paloma muy especial, no la podemos ver. La única vez que se vio fue cuando Jesús fue bautizado en el río Jordán. El Padre pronunció unas palabras hermosas: «Este es mi Hijo amado en quien me complazco»; y entonces el Espíritu Santo se presentó en forma de paloma.

El Espíritu Santo te recuerda las cosas que Jesús quiere que hagas y habla a tu mente para que cambies lo malo por lo bueno.

Oración: Jesús, gracias porque el Espíritu Santo habla a mi mente y me dice las cosas buenas que deseas que haga. Amén.

¡Hola! Soy Vanessa. ¡Me encanta trabajar con niños! Por eso soy maestra de primaria en una escuela de México. Espero que disfrutes cada día de las meditaciones de este devocional que he preparado con cariño para ti.