Categories

Archivos

Los leones se quedaron sin cena

Devocional adventista para menores 2022

Por eso concluyeron: «Nunca encontraremos nada de qué acusar a Daniel, a no ser algo relacionado con la ley de su Dios».

Daniel 6: 5; NVI

Si te llamas Darío, tienes el nombre de un rey; y si tu nombre es Daniel, tienes el nombre de uno de los hombres más íntegros que vivió en esta Tierra. Pero un nombre no es lo que te hace digno de ser mencionado, sino tu conducta correcta.

Daniel amaba a Dios y le encantaba obedecerlo. A su corta edad se propuso valientemente no contaminarse», no hacer nada incorrecto, aunque todos los demás lo hicieran. Y aunque eso le produjo algunos problemas en su vida, él decidió estar del lado de lo correcto, y Dios nunca le falló. Por envidia, los consejeros del rey tramaron un malvado plan para destruir a Daniel. Les fue imposible encontrar algo malo en él, y aunque buscaron y rebuscaron algún motivo para hacerlo caer, a la única conclusión que llegaron fue que nunca iban a poder encontrar nada de qué acusarlo.

¿Alguna vez te han acusado por hacer algo bueno? Pues a Daniel sí. Era una persona digna de confianza, y al no encontrar ninguna cosa corrupta en su vida, lo acusaron por cumplir con la ley de Dios. Mucha gente piensa que ser deshonestos no es tan malo si es para beneficiarse. Pero ser integro es hacer siempre lo que es correcto, aunque eso no te convenga. Una vida íntegra tiene como centro los valores establecidos por Dios en su Palabra.

La envidia de los consejeros, y la insensatez del rey, provocaron un gran problema para Daniel; pero eso hizo que Dios obrara el maravilloso milagro: los grandes y hambrientos leones se quedaron sin cena. Los leones no se lo comieron, no porque no tuvieran hambre, sino porque Dios envió a su ángel para cerrar la boca de los leones.

¿Te gustaría ver un milagro parecido en tu vida? Vale la pena estar con Dios. Cuando el enemigo quiera devorarte como león rugiente ¡no podrá hacerlo!, así se muera de hambre. Ser integro no solo tapa la boca de los leones, la integridad también cambia edictos. Daniel fue fiel y Dios hizo que el edicto cambiara a su favor. La integridad viene con el respaldo de Dios, y ese respaldo es tan grande que, sin importar el tamaño de la prueba, si decides ser fiel, cualquier circunstancia puede cambiar a tu favor.

Magaly

Lecturas devocionales para menores escrita por: Gabriela Ruth Brizuela de Graf, Ninayette Galleguillos Triviño, Magaly Tuesta Viveros de Alaña, Mirta de Samojluk y Cinthya Samojluk de Graf.