Categories

Archivos

Con poca energía

Devocional adventista para pequeños 2022

Versículo para hoy:

Y el perezoso gira en la cama.

Proverbios 26: 14

-¡NO ME DIGAS PEREZOSO! -exclamó Betito.

-¡Sí! ¡Eres un perezoso! -contestó Magui-. ¡No quieres ayudarme a barrer!

-¡Pero he recogido mis juguetes y mi ropa está en su lugar! –refutó Betito-. Además, no sé qué es un perezoso.

-¡Pues es un animal muy flojo! -dijo Magui.

La abuelita Rosita pasaba por allí, y escuchó la discusión que tenían los hermanitos. Entonces sacó un libro de animales, y buscó entre sus páginas un animalito que estaba colgado en una rama de un árbol, llamado perezoso.

-¡Ya ves! –exclamó Magui-. Te dije que es muy flojo.

-No, Magui, el perezoso no es flojo. Lo que pasa es que se alimenta de hojas, de tallos y de brotes. Como estos alimentos no son suficientes para mantenerlo activo, el perezoso debe distribuir sus energías; por eso su metabolismo es lento, al igual que él.

  • ¡Ah! Yo pensaba que se la pasaba durmiendo y no hacía nada por flojo -dijo Magui.

-Cuando tu hermanito crezca podrá realizar todas esas cosas. Tú cuando estabas pequeña tampoco podías hacerlas y eso no significa que hayas sido como el perezoso -explicó la abuelita.

-Perdóname, Betito. Te prometo que ahora te enseñaré y te ayudaré a hacer las cosas que no puedas -dijo Magui.

Jesús desea que los niños cumplan con sus responsabilidades con el mejor esfuerzo que tengan.

Oración: Querido Jesús, gracias por darnos fuerzas para hacer la parte que nos toca cumplir en casa y en la escuela, lo mejor posible. Amén.

¡Hola! Soy Vanessa. ¡Me encanta trabajar con niños! Por eso soy maestra de primaria en una escuela de México. Espero que disfrutes cada día de las meditaciones de este devocional que he preparado con cariño para ti.