Categories

Archivos

La chiva obediente

Devocional adventista para pequeños 2022

Versículo para hoy:

Yo te busco de todo corazón; no dejes que me aparte de tus mandamientos.

Salmos 119: 10

UN DÍA, QUETA Y LULÚ fueron a un parque donde los animales estaban sueltos. Al llegar al lugar, los encargados les dieron instrucciones y una de las más importantes era que, si alguna de ellas tenía miedo porque algún animalito las seguía, no debían correr y debían colocar las dos palmas de sus manos al frente de ellas; de esa manera los animales se retiraban de las personas.

Al caminar por el lugar y disfrutar de alimentar a los animalitos, Queta se dio cuenta de que una chivita iba detrás de ella, ¡no se le despegaba! Queta comenzó a sentir miedo y corrió hacia donde estaban sus papás; la chiva creyó que Queta jugaba y corrió tras ella. ¡Queta se imaginaba lo peor! Hasta que escuchó la voz de su papá que le decía: «¡Detente, no corras; enséñale tus dos palmas!». Queta obedeció. Se detuvo lo más tranquila que pudo y mostró las dos palmas de sus manos a la chivita. ¡Qué alivio! La chiva se detuvo; obedeció la señal y se fue de allí.

Agradece a Jesús que nos ha dado instrucciones claras, para que vivamos felices. Voltea las palmas de tus manos hacia ti y cuenta tus dedos. ¡Son diez! Sí, los Diez Mandamientos nos hablan del amor hacia Jesús y hacia nuestro prójimo. Si los ponemos en práctica, seguro viviremos bien.

Oración: Gracias, Jesús, por los Diez Mandamientos que nos has dado para que vivamos felices. Deseo obedecerlos. Amén.

¡Hola! Soy Vanessa. ¡Me encanta trabajar con niños! Por eso soy maestra de primaria en una escuela de México. Espero que disfrutes cada día de las meditaciones de este devocional que he preparado con cariño para ti.