Categories

Archivos

El Chato: un perrito adventista

Devocional adventista para pequeños 2022

Versículo para hoy:

¡Qué alegría cuando me dicen: “Vamos al templo del Señor»!

Salmos 122: 1

CHATO ES UN PERRITO de cruza con labrador. Desde pequeño aprendió a ser responsable, cuidando a su hermanita y la casa de sus dueños. Es un perro muy inteligente. Le gusta ir a la iglesia todos los días de culto a la hora establecida, y ¡sorpréndete…!

El sábado llega tempranito: se echa en la puerta para escuchar el programa de escuela sabática y el sermón. Cuando termina el culto, se sale a la calle y espera a sus dueños a que le abran la cajuela del carro para irse en ella o se va caminando hasta su casa.

Si los dueños no están en la ciudad, de todas maneras asiste a la iglesia. Se lleva tan bien con todas las personas y con los niños del templo, que lo consideran como un miembro fiel. ¡Nada le impide al Chato ir a la iglesia!

Si el Chato es muy feliz asistiendo al templo y nunca falla, ¡cuánto más nosotros!

A continuación, te daré unos consejos para cuando vayas al templo:

Llega temprano.

Canta con alegría.

Ora a Jesús con todo tu corazón.

Siéntate con papi y mami.

Si vas a caminar, hazlo despacito y sin hacer ruido.

Escucha el mensaje del predicador y realiza un dibujo de lo que está predicando.

La próxima vez que asistas al templo, ¡ponlos en práctica! ¡Y gózate!

Oración: Gracias, Jesús, porque podemos ir al templo a agradecerte por todo lo que nos has dado. Amén.

¡Hola! Soy Vanessa. ¡Me encanta trabajar con niños! Por eso soy maestra de primaria en una escuela de México. Espero que disfrutes cada día de las meditaciones de este devocional que he preparado con cariño para ti.