Categories

Archivos

La Mujer Maravilla

Devocional adventista para la mujer 2022

Y sabemos que Dios hace que todas las cosas cooperen para el bien de quienes lo aman y son llamados según el propósito que él tiene para ellos.

Romanos 8: 28, NTV

¿Cuándo duerme la mujer virtuosa de Proverbios 31? Además de ser esposa, madre, comerciante y artesana, la Biblia dice que ella “se levanta de madrugada y prepara el desayuno para su familia», y «su lámpara está encendida hasta altas horas de la noche» (Prov. 31:15, 18, NTV). Proverbios 31 es una representación ficcional y alegórica; sin embargo, cuando la leemos de forma literal, en lugar de llenarnos de sabiduría nos llena de culpa.

Proverbios 31 no ordena que nos convirtamos en la Mujer Maravilla. En su libro Cautivante, Stasi y John Eldrege comentan: “Todas vivimos bajo la sombra de ese ícono infame, la mujer de Proverbios 31, cuya vida está tan ocupada que me pregunto cuándo tiene tiempo para las amistades, para salir a caminar o leer buenos libros. ¿Su lámpara no se apaga de noche? ¿Cuándo tiene relaciones sexuales? De alguna manera, ella ha santificado la vergüenza con la cual viven la mayoría de las mujeres. […] ¿Se supone que eso es ser piadosa: esa sensación de que eres un fracaso como mujer?»

Sin lugar a dudas, la Biblia enseña la importancia de ser industriosas. La idea de que nuestro valor depende de cuántas cosas podemos tildar en la lista de quehaceres, sin embargo, viene directamente del enemigo. Cuando él logra convencernos de esto, vivimos exhaustas y llenas de culpa. Como Jesús dijo, la verdad nos hace libres. ¡Tu productividad no determina tu valor!

«Por supuesto, ¡haz una lista de quehaceres! Por supuesto, ¡haz lo mejor que puedas!» dice el evangelista John Piper en la entrevista “God’s Sovereign Plans Behind Your Most Unproductive Days”. “Después, camina en la paz y la libertad de que cuando [tu plan] se estrelle contra las rocas de la realidad (lo cual sucederá la mayoría de las veces), Dios no te estará midiendo por lo que logres hacer. Estás siendo medido por tu confianza en la bondad, en la sabiduría y en la soberanía de Dios para usar este nuevo desastre de ineficiencia para su gloria y para el bien de todos los involucrados”, agrega.

Muy pocas veces Dios nos conduce por el sendero más corto. Aunque nuestra sociedad está obsesionada con la eficiencia y la rapidez, Dios está más interesado en santificarnos en el proceso. Un buen día es aquel en el que confiamos que Dios puede usar todo lo que nos sucede para su gloria y para nuestro crecimiento.

Señor, quiero descansar en la certeza de que mi valor viene de ti, de ser tu hija. Cuando mis planes se desbaraten, ayúdame a confiar en que tu plan aún sigue en marcha.

Vanesa Pizzuto es licenciada en Comunicación Social por la Universidad de La Matanza, Argentina, y tiene un máster en Educación por la Universidad de Hertfordshire, Inglaterra. Es la autora de la serie de cuentos bilingües Amancay, publicada por este mismo sello editorial, así como de numerosos artículos. Trabajó como docente y como presentadora de radio para Radio Adventista de Londres. De nacionalidad argentina, Vanesa vive en Inglaterra.