Categories

Archivos

La bzzz, bzzz – Parte 3

Devocional adventista para pequeños 2022

Versículo para hoy:

Él, en el momento preciso, todo lo hizo hermoso.

Eclesiastés 3: 11

-¡AYER ESTUVE MUY FELIZ, TÍA! Porque aprendí de las abejas, pero… recuerdo que solo vimos dos tipos de abejas: la reina y las obreras. Tú me dijiste que eran tres; dime cómo se llama el último, por favor, tía.

-El último grupo de abejas son los zánganos; podríamos decir que es el papá de todas las abejas de la colmena -explicó la tía Adri.

-Entonces, ¿cuida a las crías y a todo el panal? -preguntó Wendy.

-No, Wendy; no es como tu papá que les cuida, les da alimento y las defiende. Los zánganos tienen una función muy diferente a la de tu papi. Como ellos deben de ser fuertes, entonces se dedican a comer lo que producen diariamente seis abejas.

-¡Sí que comen mucho! -expresó Wendy-. Entonces, ¿son más grandes de tamaño?

-No, al contario; su tamaño es menor que el de la reina, pero sí están gorditos, lo que hace que su vuelo sea ruidoso. Sus ojos son más grandes que las demás y su lengüita es corta, por eso las obreras lo alimentan.

Wendy abre sus hermosos ojos.

-¡Ah! ¡Nada más se la pasa comiendo! No hace nada esa abeja, es floja -exclama.

-Jesús la hizo así, Wendy. Cada ser que Jesús creó lo diseñó con características especiales; así como tú eres diferente a tu hermanita, y tus papis las aman.

Oración: Gracias, querido Jesús, porque aunque somos diferentes tú nos amas. Ayúdame a aceptar las diferencias. Amén.

¡Hola! Soy Vanessa. ¡Me encanta trabajar con niños! Por eso soy maestra de primaria en una escuela de México. Espero que disfrutes cada día de las meditaciones de este devocional que he preparado con cariño para ti.