Categories

Archivos

¿Solo 30 centavos?

Devocional adventista para menores 2022

Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí.

Salmos 51: 10

Renee Coffee, en su libro El viaje increíble, relata una anécdota muy apropiada sobre integridad, que hoy quiero compartir contigo. Resulta que mientras buscaba ofertas en una tienda de segunda mano encontró un rollo entero de cinta.; Justo lo que estaba necesitando para atar sus paquetes! Buscó el precio de los rollos de cinta y estaban todos a 49 centavos. Todos excepto el rollo que ella quería, que estaba a 79 centavos. Molesta, se preguntaba: “¿Por qué justo ese tiene que costar 30 centavos más?»

Siguió revisando y notó que todos los otros rollos tenían pegado el precio en el centro, pero el de ella estaba pegado en la cinta. Por ello concluyó que la etiqueta de su rollo se habría despegado de otro producto y se había pegado a la cinta, por lo que resolvió quitar la etiqueta del precio y se dirigió a la caja a pagar. Cuando la cajera le preguntó cuánto salía el rollo, su respuesta fue “49 centavos”. Pagó y se fue a su casa. Al día siguiente mientras ataba con la cinta sus paquetes, su conciencia no la dejaba en paz. Algo no estaba bien. “¿Mi integridad vale solo 30 centavos?», pensaba apesadumbrada.

Sin pensarlo más, volvió a la tienda y le contó a la cajera lo que había hecho y pagó los 30 centavos que debía por su rollo de cinta. Ella sabía que el precio justo por el rollo era 79 centavos, pero el valor de una conciencia limpia ¡no tenía precio!

Querido amiguito, ¿eres fiel a tu integridad como lo fue Renee? ¿Valoras el hecho de conservar tu conciencia limpia? Así como Renee, pregúntate: ¿Cuánto vale mi integridad? En un corazón recto, no habrá grises ni actos que te hagan sentir incómodo. Tus acciones siempre te harán sentir orgulloso de hacer lo correcto, aunque nadie te vea.

Si sientes que la integridad es una materia pendiente en tu vida, te invito a releer el versículo para hoy. Pídele en oración a Dios que te dé un corazón limpio, y una conciencia bien despierta que emita señales de alarma cuando seas tentado a mentir. No te vendas ni por poco ni por mucho. Una conciencia limpia es mucho más valiosa que cualquier ventaja terrenal. ¡Cuídala como un tesoro!

Gabriela

Lecturas devocionales para menores escrita por: Gabriela Ruth Brizuela de Graf, Ninayette Galleguillos Triviño, Magaly Tuesta Viveros de Alaña, Mirta de Samojluk y Cinthya Samojluk de Graf.