Categories

Archivos

El FBI

Devocional adventista para adoslescentes 2022

Por amor al Señor, sométanse a toda autoridad humana, ya sea al rey como jefe de Estado o a los funcionarios que él ha nombrado. Pues a ellos el rey los ha mandado a que castiguen a aquellos que hacen el mal y a que honren a los que hacen el bien.

1 Pedro 2:13, 14, NTV

¿Te gustaría formar parte de una organización del Servicio Secreto como la CIA, o la NSA, o tal vez incluso el INS? La CIA trabaja principalmente con el crimen o con criminales que están fuera de los Estados Unidos. La NSA se ocupa de los problemas que pueden afectar a la seguridad nacional, y el INS se ocupa de la inmigración y la naturalización de personas que no son ciudadanos estadounidenses. Y luego, por supuesto, está el FBI. Si te enteras de que un agente del FBI quiere hablar contigo, es posible que tengas una sensación extraña en la boca del estómago. Y con razón. Trabajan con la policía en los delitos que se cometen en los Estados Unidos a nivel local.

EL FBI (Oficina Federal de Investigación) nació en esta fecha en 1908, cuando el Departamento de Justicia contrató a diez antiguos agentes del Servicio Secreto para que trabajaran para ellos en la resolución de casos criminales graves. Creció rápidamente.

J. Edgar Hoover comenzó a trabajar para esta Oficina en la década de 1920, y bajo su dirección la agencia se tecnificó mucho. Introdujo la tecnología moderna en el trabajo policial, incluyendo un archivo central de huellas dactilares y laboratorios forenses. En 1935 ayudó a fundar el FBI y lo dirigió hasta su muerte, cuarenta y ocho años después. Debido al largo reinado de Hoover, ahora los directores del FBI están limitados a plazas de diez años.

Es posible que hayas oído historias sobre cómo agentes del FBI persiguieron a grandes gánsteres como Al Capone. Cómo persiguieron a forajidos como «Machine Gun Kelly» y John Dillinger. El problema es que estas historias suenan mucho más emocionantes que la vida real, y no tienen en cuenta a las personas dañadas y asesinadas, y el hecho de que todo ser humano sobre la tierra es valiosísimo para Dios, y que él se aflige por sus crímenes y sus muertes.

El versículo de hoy nos recuerda que debemos respetar a las organizaciones gubernamentales que trabajan para mantenernos seguros. Tenemos la suerte de que haya personas que dedican su vida a mantener la paz. Ya sea un policía local o un agente de seguridad nacional, la Biblia nos dice que debemos respetar su autoridad. Trabajan para proteger y honrar a los ciudadanos que respetan la ley, y para llevar ante la justicia a los que no la respetan.

Bradley Booth ha enseñado en escuelas adventistas de los Estados Unidos, África, Rusia y Tailandia. Actualmente es el director de The Story Tellers Ministry, que ayuda a enseñar el arte de escribir historias antiguas que siguen siendo importantes hoy. La oración del Dr. Booth es que sus libros inspiren a los lectores a mantenerse de parte de Jesús tanto en los buenos como en los malos tiempos.