Categories

Archivos

Mapamundi

Devocional adventista para la mujer 2022

Ahora vemos todo de manera imperfecta, como reflejos desconcertantes, pero luego veremos todo con perfecta claridad. Todo lo que ahora conozco es parcial e incompleto, pero luego conoceré todo por completo, tal como Dios ya me conoce a mí completamente.

1 Corintios 13:12, NTV

Todo comenzó cuando visité la India con un grupo de voluntarios para ayudar en la escuela y orfanato de Besso, en Hosur. Estábamos planificando clases de Geografía y fuimos a comprar planisferios a una librería. Ahí lo noté por primera vez: ¡el planisferio se veía tan diferente! India estaba ubicada en el centro del mapa y Sudamérica se veía desproporcionada, en comparación.

Después de esa experiencia, cada vez que viajaba, comencé a prestar atención para notar cómo el centro del mapa cambiaba dependiendo del país en el que estaba. Me puse a investigar y descubrí que en los planisferios tradicionales, algunos lugares lucen más grandes de lo que son en realidad.

Groenlandia y África, por ejemplo, parecen ser del mismo tamaño, aunque África es mucho más grande. Esta distorsión se debe, en parte, al desafío de proyectar un planeta esférico en un mapa plano. Sin embargo, también se debe al uso de criterios eurocéntricos y colonialistas. Como resultado, muchos tenemos una imagen del mundo que no es real.

Recientemente, una amiga me mostró el mapamundi de Gall-Peters, que proyecta los países según su tamaño real. ¡Fue sorprendente verlo por primera vez! Observándolo, me quedé pensando en cuántas veces creo que entiendo algo, y en realidad solo tengo una imagen distorsionada.

Cuántas veces me pongo en el centro del mapa de la vida, ignorando la dimensión del plan de Dios, simplemente porque trasciende mi comprensión y cosmovisión. Mi vida no se trata solo acerca de mí (ni siquiera es fundamentalmente acerca de mí). Las cosas que me suceden, que no puedo entender, son parte de una historia mucho más grande. Pero si las miro a través de una visión “ombligocentrista» se desproporcionan, y mis problemas crecen distorsionados, como Groenlandia.

Cuando no podemos comprender la voluntad de Dios, cuando las cosas no salen como esperábamos, recordemos las palabras de Elena de White en El ministerio de curación: “Muchas veces nuestros planes fracasan para que los de Dios respecto a nosotros tengan éxito» (p.375). Hay una perspectiva mayor que aún no podemos ver. Sin embargo, un día Dios nos mostrará el planisferio completo y proporcionado. Un día podremos leer todos los capítulos de la historia de la redención y confesar que él es fiel y justo.

Señor, confieso que mi visión está limitada por mis experiencias. Ayúdame a confiar en tu sabiduría, aun cuando no entienda por qué permites que algo suceda. ¡Tú eres fiel y justo!

Vanesa Pizzuto es licenciada en Comunicación Social por la Universidad de La Matanza, Argentina, y tiene un máster en Educación por la Universidad de Hertfordshire, Inglaterra. Es la autora de la serie de cuentos bilingües Amancay, publicada por este mismo sello editorial, así como de numerosos artículos. Trabajó como docente y como presentadora de radio para Radio Adventista de Londres. De nacionalidad argentina, Vanesa vive en Inglaterra.