Categories

Archivos

¿Dónde está el verdadero gozo?

Lecturas devocionales para jovenes 2022

Me mostrarás la senda de la vida; en tu presencia hay plenitud de gozo, delicias a tu diestra para siempre.

Salmos 16: 11

Un día, mi jefe me hizo subir a su oficina. Allí me dijo que había considerado mi trabajo y, por eso, habían decidido darme un incentivo. Varios meses después, uno de mis superiores entró a mi oficina, colocó un papel en mi escritorio y me dijo:

—Ahí te mandaron.

Tomé el papel y leí: «Usted es un delegado oficial al congreso mundial de la Iglesia Adventista». De repente, perdí el control de mi cuerpo y comencé a saltar. Entonces, me di cuenta de que hacía mucho no me sentía así, hacía mucho que no experimentaba gozo. Entonces comencé a llorar. Cuando regresé a casa, le conté a mi esposa que, después de muchos años, me había dado cuenta de que yo no sentía alegría. Pienso que es pecado no sentir gozo, especialmente porque somos representantes en la Tierra del ser más amoroso del universo. Desde ese día he tratado de cultivar el gozo y la alegría en mi vida.

El rey Ludwig II de Alemania vivió durante el siglo XIX e intentó encontrar la felicidad construyendo castillos extravagantes. La decoración interna de estos castillos estaba formada por espejos con marcos de oro, alfombras finas de Bélgica, en fin, lo más caro para las terminaciones. Demoró doce años para terminar sus construcciones. Pero Ludwig II tuvo la oportunidad de vivir en su castillo solo por once días, y dijo: «Fueron los once días más miserables de mi vida». Él quería estar a solas, hasta sus sirvientes lo incomodaban. De hecho, él no quería ver a nadie. En el magnífico comedor, instaló un ascensor, que era operado por presión a través de su pie. Comía en completo silencio y en la más absoluta soledad, era un rey miserable. Edificó sus castillos, pero terminó su vida suicidándose porque sus castillos no le brindaron satisfacción.

¿Qué castillo estás levantando tú en tu vida? No permitas que los espejismos del mundo nublen tu visión y pierdas de vista que el verdadero gozo se encuentra en el Señor. @Dios te dice hoy: «El gozo pleno y la satisfacción la encontrarás en mí, ven y experimentarás la dicha que solo yo puedo darte».

Edgar Redondo Ramírez nació en Santa Marta, Colombia. Ha servido como pastor y dirigente de la iglesia en Colombia durante más de 38 años, actualmente es el presidente de la Unión Colombiana del Norte. Le gusta leer y pasar tiempo con su familia. Está casado con Sara Polo y juntos tienen cuatro hijas: Paola, Stephanny, Angelie y Sharon; y una nieta: Abigail.