Categories

Archivos

Una súplica que sale del corazón

Lecturas devocionales para jovenes 2022

Tu presencia he suplicado de todo corazón; ten misericordia de mí según tu palabra.

Salmos 119: 58

La vida cristiana está llena de desafíos. La existencia misma en este mundo es desafiante. Se necesita una guía clara y segura para no perder el rumbo. Alguien dijo: «No pidas la guía de Dios si no tienes la intención de mover los pies». Como nunca, necesitamos la presencia de Dios en nuestra vida para hacerle frente a los incontables peligros que amenazan nuestra integridad. Hay mil voces y mil caminos tratando de mostrarte por dónde avanzar, pero muchos de esos caminos terminan en la más profunda confusión; y la mayoría de ellos, en muerte.

De manera insidiosa y casi imperceptible, la mentalidad posmoderna ha hallado lugar en la vida de los cristianos hoy en día, trayendo como resultado una extraña profesión de la fe que desmerita la santificación, la obediencia, y echa por tierra todos los absolutos y compromisos que debe tener el creyente con Jesús. Lamentablemente hoy es común que cada individuo construya su propia realidad. Todo es correcto, la verdad es subjetiva, la verdad se construye en la mente de cada persona, todas las realidades son válidas, no debe haber evaluaciones, nada se puede probar de manera objetiva.

Es lamentable cómo muy a menudo usamos la «libertad» y el «avance» del mundo para esconder nuestros deseos egoístas de ser los amos y señores de nuestra existencia. Pero, contrario a lo que promueven muchos, el salmista considera que la Palabra de Dios es el mejor criterio para regir nuestras vidas. De hecho, todo el Salmo 119 es un himno dedicado a la Palabra del Señor. ¿No te gustaría hoy descubrir tu verdadera identidad unido al concepto que el Dios Creador tiene de ti? Como escribiera Edward Cummings: «El ser nadie más que uno mismo, en un mundo que hace todo lo posible, día y noche, para que dejemos de ser nosotros mismos y pasemos a ser como los demás, significa librar la batalla más difícil que pueda librar un ser humano jamás y nunca dejar de luchar».

Hoy, @Dios te invita a encontrar tu verdadera identidad en su Palabra y a vivir con la cabeza en alto frente a aquellos que procuran desaparecer nuestra identidad como hijos de Dios.

Edgar Redondo Ramírez nació en Santa Marta, Colombia. Ha servido como pastor y dirigente de la iglesia en Colombia durante más de 38 años, actualmente es el presidente de la Unión Colombiana del Norte. Le gusta leer y pasar tiempo con su familia. Está casado con Sara Polo y juntos tienen cuatro hijas: Paola, Stephanny, Angelie y Sharon; y una nieta: Abigail.