Categories

Archivos

¡Mickey Vive!

Devocional adventista para adoslescentes 2022

Antes bien, como está escrito: «Cosas que ojo no vio ni oído oyó ni han subido al corazón del hombre, son las que Dios ha preparado para los que lo aman».

1 Corintios 2: 9, RV95

EI 17 de julio de 1955, Disneylandia abrió sus puertas al público. Nunca antes un parque temático había capturado la imaginación de tanta gente. Incluso a los adultos les encantaban las atracciones, los paseos y los espectáculos en vivo. Era como si pudieran volver a ser niños y salir a jugar. El parque temático de 160 acres (64 hectáreas) en Anaheim, California, costó 17 millones de dólares, pero alcanzó ganancias asombrosas. Hoy en día, Disneylandia recibe 14 millones de visitantes al año, con beneficios de casi 3,000 millones de dólares.

El diseñador y creador del parque fue Walt Disney, un empresario de la industria de la animación. Él quería que Disneylandia ofreciera entretenimiento familiar, pero también quería que fuera una fuente de educación para adultos y niños. La construcción comenzó en 1954, y en el verano de 1955 se enviaron invitaciones especiales para su gran inauguración. Desgraciadamente, los boletos de entrada fueron falsificados, y el 17 de julio, día de la inauguración, miles de personas no invitadas entraron en el parque. Disneylandia no estaba preparada para tal multitud, y la comida y la bebida se agotaron; además, casi se produjo un desastre cuando el barco de vapor Mark Twain estuvo a punto de volcar a causa del exceso de pasajeros.

Pero a la gente le encantó el nuevo concepto de entretenimiento. Entre las primeras atracciones de Disneylandia se encontraban el Castillo de la Bella Durmiente, las Aventuras de Blancanieves, la Estación Espacial X-1, el Jungle Cruise y el Stage Coach. Había tantas cosas que hacer y ver que la gente no se cansaba. Se programaban apariciones de invitados famosos, y la construcción continua de nuevas atracciones animaba a la gente a volver una y otra vez. En 1971 se inauguró un nuevo parque temático y complejo turístico llamado Disney World, cerca de Orlando, en Florida, y hoy es la atracción turística número uno de Florida. En 1983, Japón abrió su propia versión, llamada Disneyland Tokio, y en 1992 se inauguró Euro Disney en París, Francia. Los complejos de Disneylandia más recientes se abrieron en Hong Kong (2005) y en Shanghai, China (2016).

Los parques temáticos son divertidos y emocionantes, pero Dios nos ha prometido un hogar en el cielo que está más allá de lo que podamos imaginar. No hemos visto ni podemos imaginar todas las increíbles atracciones que él tiene reservadas para nosotros.

Bradley Booth ha enseñado en escuelas adventistas de los Estados Unidos, África, Rusia y Tailandia. Actualmente es el director de The Story Tellers Ministry, que ayuda a enseñar el arte de escribir historias antiguas que siguen siendo importantes hoy. La oración del Dr. Booth es que sus libros inspiren a los lectores a mantenerse de parte de Jesús tanto en los buenos como en los malos tiempos.