Categories

Archivos

«Cosas que ojo no vio ni oído oyó»

Lecturas devocionales para jovenes 2022

Dios ha preparado para los que lo aman cosas que nadie ha visto ni oído, y ni siquiera pensado.

1 Corintios 2: 9

La historia habla sobre Marco Polo, el explorador italiano que volvió a casa, después de 21 años de haber estado al oriente de China. Sus amigos pensaron que él se había vuelto loco. ¡Tenía cuentos tan increíbles para contar! Dijo que había viajado a una ciudad llena de plata y oro. Que había visto piedras negras que se quemaban, ellos no habían oído hablar del carbón.

Él había visto telas que se negaban a incendiarse incluso cuando eran tiradas en las llamas, nadie había oído hablar alguna vez del asbesto. Habló de serpientes grandes con mandíbulas lo bastante anchas para tragar a un hombre, ninguno había visto un cocodrilo alguna vez. Contó de nueces del tamaño de la cabeza de un hombre, ellos nunca habían visto cocos.

Las personas se rieron de esas historias. Años después, cuando Marco estaba muriendo, un hombre devoto al lado de su cama instó a Marco para que se retractara de todos los cuentos que había dicho. Marco Polo se negó, diciendo:

—Todo es verdadero, cada historia que he dicho es real. De hecho, no les he contado ni la mitad.

Algo similar ocurre con la revelación divina. Las palabras no son adecuadas para expresar las bellezas de lo que los escritores bíblicos han visto de la Tierra Nueva y la Ciudad Santa. Como Marco Polo dijo: «No se ha dicho aún la mitad». Juan tuvo dificultad para describir la belleza inimaginable que vio (ver Apocalipsis 21). Un matemático estimó que la Nueva Jerusalén podría alojar a dos mil millones de personas. ¡Y este es un cálculo sumamente conservador! En otras palabras, habrá lugar suficiente para cada persona que quiera ser ciudadana.

Lo que Jesús prometió se hará realidad ciertamente. En la casa de su Padre hay mansiones, de hecho. ¡Y él ha preparado un lugar para ti! Hoy, el mensaje de @Dios para ti es: «El que salga vencedor recibirá todo esto como herencia: cosas que nadie ha visto, ni oído, ni siquiera imaginado».

Edgar Redondo Ramírez nació en Santa Marta, Colombia. Ha servido como pastor y dirigente de la iglesia en Colombia durante más de 38 años, actualmente es el presidente de la Unión Colombiana del Norte. Le gusta leer y pasar tiempo con su familia. Está casado con Sara Polo y juntos tienen cuatro hijas: Paola, Stephanny, Angelie y Sharon; y una nieta: Abigail.